Huwebes, Agosto 25, 2016

"Alcasseriana" (Antipersona, 2016)


Hace poco reseñé brevemente "Polybius", que fue la primera incursión (creo) de Antipersona en el mundo (micro)editorial propiamente dicho, un señor libro con solapas, lomo y portada en cartoné. Hasta ahora, se habían dedicado a editar siempre fanzines de batalla, con acabados geniales y ocurrentes (un sello de cera por aquí, unos hilos, una cerilla o un troquelado por allá), pero fanzines xeroxizados y artesanos de los de toda la vida. No les había mencionado antes en el blog, pero tengo y he leído todos los fanzines que han publicado, siempre comprados en mano (o intercambiados) en ferias y encuentros de autoedición en los que hemos coincidido estando yo con las cositas de Libritos Jenkins o DATI en los últimos años. Antipersona te arrastra con su selección temática a un rincón de la Cultura del Apocalipsis que pocos se atreven a cruzar, y con algunas entregas te abofetean en la cara, como esa obra maestra unpop que fue Autopsia, o su "superventas por las razones equivocadas" Occidentales en ISIS. Y ojalá sigan creciendo hasta ser el Feral House español, porque le ponen mucho cariño, y se nota, y porque miran hacia donde nadie se atreve a mirar.
Pues después de tantos fanzinillos estupendos de grapa del tipo de los que aparecen años después en un cajón del rastro de los punkis de Tirso, el pasado mes de mayo dieron un paso de gigante y publicaron este compendio de más de 300 páginas (con solapas, con ilustraciones, con ISBN... ¡con guardas granate y todo!) titulado "Alcasseriana", que es verlo y se te revuelven las tripas, del mal rollo que sugiere, que lo lanzas en una procesión de la Semana Santa Marinera valenciana y yo creo que la ciudad implosiona, se abre la tierra y sale el Anticristo. Como no lo pone en su web, cabe destacar además que el impresionante ladrillo formato misario venía lacrado con una cinta de raso encarnada de la que colgaba un pendrive... que aún no me he atrevido a conectar a mi ordenador (que es nuevo y a ver si la voy a liar...), pero que me imagino repleto de contenidos y respuestas demasiado estimulantes y que no sé si quiero que me sean revelados (o a lo mejor solo es música).
Esta Joya es necesario tenerla, y te lo ponen en casa por 13 euros gastos incluidos. Antipersona son lo mejor, es absolutamente maravilloso que existan y mucha gente aún no se ha enterado.
El subtítulo de la Obra es "Trece variaciones sobre un horror sostenido". Tan nerudiano epígrafe descubre los contenidos de la Obra, que son 13 aquelarres 13 creados por otros tantos colaboradores, inspirados en ese episodio tan oscuro de la España Negra al que da tanta repulsión acercarse: los asesinatos ¿rituales? de Miriam, Toñi y Desirée, el perverso eco mediático posterior, las ramificaciones que parecían acabar implicando hasta al apuntador del Congreso... En torno a aquello tan abyecto, solo el equipo de Antipersona podía adentrarse ahora con escafandra, pergeñar estas 13 historias y vomitárnoslas en forma de ataúd. Entre los colaboradores, unos se sumergen en el asunto en forma de saetas o plegarias a las niñas, otros lo hacen con ensayos que hacen equilibrios entre la realidad, la ficción y el delito sumarial, quien se exorciza con unos collages y sobre todo quien se lanza en bomba con la coartada de la ficción literaria, con unas historias de terror que ponen los pelos de punta. Pero el conjunto es lo que hace que se abran Las Puertas, son todas las notas las que redondean la sinfonía del mal rollo. Sin faltarle el respeto a nadie gratuitamente, que no va de eso la cosa para nada, si acaso a la literatura para amas de casa. "Alcasseriana" es de esos libros que parece que te examinan a ti al leerlos, a mí me dieron un poco de miedo esos ratos bajo la sábana. Pero creo que era una catarsis necesaria porque, parafraseando a Helen Lovejoy en Los Simpson, "¿es que ya nadie piensa en las niñas?"...

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento